Cóndor de Plata por Gilda

Natalia Oreiro en una noche de festejo, mimos y lágrimas

Natalia (40) y Mollo (59) celebran diecisiete años de “amor generoso” y el segundo premio del 2017. La actriz, acompañada incondicionalmente por su marido, no sólo alzó su Premio Platino en Madrid, sino también el reciente Cóndor de Plata, que reconoce el mismo rol protagónico en Gilda, no me arrepiento de este amor. Así fue su noche de festejo, mimos y lágrimas.

20/08/2017

Actualidad

Entonces alzó su Cóndor de Plata y dijo: “Quiero dedicárselo a mi familia entera. A mis amigos. A mi hijo Atahualpa (5) y a mi marido Ricardo (Mollo, 59), el amor de mi vida”. Una vez más –como el pasado 22 de julio en Madrid, con su Premio Platino por el mismo rol– Natalia Oreiro (40) se emocionó sobre el escenario al referirse al músico.

“Gracias por acompañarme. Por ayudarme a ser cada día mejor actriz. Por hacer grande a esta familia y permitirme jugar. Eternamente agradecida. Este premio es para vos”, completó sobre la estatuilla, que le valió su interpretación protagónica en Gilda, no me arrepiento de este amor, film de Lorena Muñoz, que ganó seis estatuillas a lo largo de la ceremonia.

“Ricardo es mi gran maestro. Me enseñó que el amor es también correrse del centro, deseando que a tu pareja le vaya bien. El tan sólo decreta que será feliz, y lo es. Tiene un espíritu joven, muy seductor –le dijo días atrás a GENTE–. Admiro su inteligencia, que no es la de un intelectual. Es sencillo, de simpleza sabia.

No pone conceptos en palabras, sino realidades en actos. A lo largo de su vida jamás se obnubiló por nada, y no se corre un centímetro de sus convicciones”. El la aplaudió muy conmovido.

Fotos: Jorge Amado Group.

palabrasclave:

notasrelacionadas