gran presente

Natalia Denegri: “Mi lucha por ser madre valió la pena”

Radicada en Fort Lauderdale, en La Florida, desde hace ya seis años, cuenta la tristeza que vivió junto a su esposo porque no podía quedar embarazada. “Le pedí a la Virgen de Guadalupe... y a las tres semanas se produjo el milagro”, confía. Así es su presente como actriz, conductora y productora, a punto de publicar también un libro con historias solidarias.

12/08/2017

Actualidad

Parecen estar unidas no sólo por el vínculo madre/hija: se miran a los ojos y estallan en sonrisas. Hoy, Natalia Denegri (41) y su pequeña Nicole (3) disfrutan cada instante juntas. Pero la llegada de la niña no fue sencilla: demandó una lucha de varios años, donde no faltaron estudios, preocupaciones, recorridas por diferentes especialistas y muchas oraciones.

“La Virgen de Guadalupe es, sin duda alguna, quien intercedió en nuestro matrimonio para que el deseo se hiciera realidad”, cuenta la actriz, y continúa: “Los diagnósticos médicos no indicaban ninguna afección, y sin embargo no podía quedar embarazada. Fueron tres años muy difíciles junto a mi esposo, de una búsqueda que en algún momento se tornó desesperada. Hasta que al final recibimos la feliz noticia”.

La productora y actriz –radicada en el área de Miami desde hace ya seis años– pensaba entonces que quizá el stress por el cambio de hogar, sumado a los nuevos emprendimientos empresariales y laborales –con una apretada agenda–, y la ansiedad de ser mamá, le impedían concretar el embarazo tan anhelado. “Cuando di casi por perdido el cumplir mi sueño, volví a la Basílica de Guadalupe, y a las tres semanas estaba embarazada”, explica mientras juega con Nicole durante un intervalo de las grabaciones de su programa periodístico solidario Corazones guerreros, que ya la hizo ganadora de un premio Emmy en el 2015. Además, recibió por él –de manos del alcalde de Miami, Tomás Regalado– las llaves de la ciudad, por su compromiso con niños con capacidades diferentes y por las ayudas que brinda desde la pantalla a numerosas familias.

Este 2017 comienza una nueva temporada del ciclo, en una de las cadenas más importantes de la TV americana. “Me da muchas satisfacciones, ya que allí no sólo se cuentan historias de vida superadoras y motivadoras: también se buscan y se encuentran muchas soluciones para la gente”, prosigue. “Los artistas son muy solidarios. En cada edición hay una figura del espectáculo que participa, sea cumpliendo un sueño, aportando alguna ayuda o estando presente”.

Natalia también está próxima a presentar su primer libro (cuyo prólogo escribió Ismael Cala, el periodista de CNN en español), donde plasma historias de vida y superación: “Escribirlo fue fantástico. Es otro sueño que se concreta. Ya vengo preparando el segundo, así que mi alegría se potencia día a día. Antes de comenzarlo deberé viajar a Europa para presentarlo en Roma, Florencia y Venecia, ya que será también publicado en italiano por la editorial Infinito Edizioni. Y en octubre estaré en el estreno del thriller de amor Uma en Roma, del director Alain Maiki, filmada en Europa con nuestra productora Trinitus Productions y Epic In Motion. Yo produzco y actúo junto al actor venezolano Henry Zakka. Fue un verdadero honor: todos los días aprendí algo de ellos”.

Cuando llega el momento de continuar las grabaciones, Nicole vuelve a provocar la escena familiar. Antes de ingresar al set, Denegri besa y juega con su hija, mientras ella le responde con un cariñoso “te amo, mami”. Natalia se vuelve a emocionar, la abraza muy fuerte y dice lo que siente: “Lo mejor que me dio la vida tiene nombre: ‘Nicole’. La lucha valió la pena”.

Por Miguel Braillard. Fotos: Enrique Tubio.

palabrasclave:

notasrelacionadas