solidaria

Natalia Denegri: “Pido ayuda para Mariana Girela que está en silla de ruedas y quiere estudiar”

La actriz y productora, que hoy reside en los Estados Unidos, pide colaboración para una joven que vive en Claypole, que sueña con poder desarrollarse en la vida.

16/03/2017

Actualidad

“Mariana Girela tiene 20 años, padece Mielomelingocele e Hidrocefalia y se encuentra en silla de ruedas. Vive en Claypole en un segundo piso sin ascensor, por lo que siempre necesita asistencia para bajar o subir hasta su casa. Su madre no puede ayudarla porque está muy enferma, su padre las abandonó, tiene dos hermanos, y ella quiere cumplir su anhelo de poder estudiar. Además es electrodependiente, así que padece los cortes de luz por las complicaciones que le provocan. Por ella pido colaboración”, cuenta Natalia Denegri (41), que la amadrina con todo lo que puede desde hace años.

“Ojalá el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, pueda escuchar el ruego de una familia y colaborar para mejorar la calidad de vida de esta joven que sufre una enfermedad muy terrible”, amplía la actriz, muy preocupada por la situación que afronta Marianita.

Natalia, con su programa solidario, “Corazones guerreros” –ganador de un premio Emmy-, asiste a muchos ñiños y fundaciones en los Estados Unidos, donde reside hace seis años, siempre gracias al apoyo que recibe de Hasbro Toys, líder mundial en juguetes. Pero a Mariana la une un compromiso desde que la conoció en Buenos Aires: “Su twitter es @mariangirela, para todos aquellos que se quieran contactar con ella y colaborar en lo que puedan para mejorar su calidad de vida así puede concurrir a estudiar”, agrega Denegri, que, con relación a lo profesional, está en plena pre producción de tres películas con su productora Trinitus Productiones, y en dos meses viaja a Roma al estreno de Uma, el filme donde es una de las protagonistas, rodada íntegramente en Europa.

Luego estaré haciendo una serie de documentales en la Argentina, que contarán con la participación de un prestigioso periodista como Paulo Kablan, que además es amigo. Me gusta ayudar, estar junto al que lo necesita, dar una oportunidad como me la brindaron a mí en su momento”.


 

palabrasclave:

notasrelacionadas