la intimidad de los festejos

La China Suárez y Benjamín Vicuña: estrenaron obra... ¡y embarazo!

Benjamín debutó con su polémica Eva Perón, de Copi, en el Teatro Nacional Cervantes, y Eugenia Suárez –figura de Multitalent– estuvo ahí para ovacionarlo. “Vamos a ser los primeros en decirlo... tranquilos”, confió sobre el embarazo de su mujer. Aquí, los desafíos de su personaje, la intimidad de los festejos y el descanso trasandino.

15/07/2017

Actualidad

Sobran las felicitaciones. En la bellísima sala María Guerrero del Teatro Nacional Cervantes quedan muy pocas personas cuando La China (25) sigue recibiendo besos y abrazos. Grandes amigos actores –como Gonzalo Valenzuela– la buscan para felicitarla. “Por todo”, aseguran. “Gracias, gracias”, contesta con la mirada cómplice y apurada. “¿Me llevan a camarines?”, le pide a una acomodadora. Ahí la espera Benjamín Vicuña (38), su novio y verdadero protagonista de la jornada. El actor –hombre y chileno– acaba de encarnar a Evita en un espectáculo provocador.

Fue el 8 de julio, a las nueve y media de la noche, cuando Eva Perón –la obra de Copi dirigida por Marcial Di Fonzo Bo– debutó para la prensa. Y Eugenia Suárez, embarazada que aún no confirmó públicamente la noticia, no se la quiso perder.

EVA PARA LA POLEMICA. Antes de que den sala, el foyer del teatro –que desde 1921 se erige en la esquina de Libertad y Córdoba– es un hervidero de intelectuales, artistas y representantes de la cultura. Marilú Marini, Nacha Guevara –una Evita histórica–, Patricio Contreras, Leonor Manso, Graciela Dufau, Leonor Benedetto y Graciela Fernández Meijide, por nombrar algunos. Están ansiosos por ver dos piezas del dramaturgo franco-argentino: El homosexual o la dificultad de expresarse y Eva Perón. Justo antes de que termine la primera obra, La China llega al teatro para acomodarse, primero en un palco y después –en el entreacto– en la fila 3 de la platea.

Con su chica en sala, Vicuña impacta desde el escenario como Eva Perón. Tiene el pelo rubio, pero además el tono encendido, argentinismos –ni una pizca de chileno– y compromiso real con el personaje. La Evita que encarna es a su vez la interpretación transgresora, rupturista y antiperonista que Copi –Raúl Damonte Botana– hizo de la esposa de Juan Domingo Perón, y que estrenó en París en 1970. Una primera dama que es una mujer trans, súper tirana, perseguida, frívola y que se siente tan poderosa como para esquivar la muerte.

“Estoy emocionado por la recepción del público. Cansado, pero feliz”, celebra Vicuña una vez terminada la función, cuando sólo la prensa permanece en el foyer. A esa altura, La China –mamá de Rufina (3)– con quien tendrá su primer hijo en común el año que viene, ya se retiró por la puerta lateral del teatro, evitando referirse a su embarazo. “Este es un personaje muy demandante desde lo físico, además de la dificultad de hablar con el tono argentino y femenino. Hacer a Evita, un personaje tan querido, es un gran desafío. Sin embargo, ésta es la Eva de Copi... Es ficción, con licencias y libertades artísticas. No estamos personificando a la verdadera Eva Perón, a quien quiero y respeto. Aquellos que tengan alguna aprensión o prejuicio no vendrán, y está todo bien”, aclara el actor, quien festeja que “desde el teatro nacional le estén ofreciendo este reconocimiento a un genio franco-argentino”.

Además, y con la sonrisa instalada, Vicuña cuenta que sus hijos Bautista (9), Beltrán (5) y Benicio (2 años y medio) –de su relación de diez años con Pampita (38)–, cuando lo vieron con el pelo rubio le preguntaron: “¡¿Qué te pasó?!”. Y agrega: “Fue una idea en conjunto con el director. Como actor, siempre está bueno cambiar. Cuando lo exige un proyecto como éste, vale la pena”.

FESTEJOS AQUI Y ALLA. En el restó Juana M, sobre Carlos Pellegrini al 1500, a metros de la Recova, lo esperan treinta personas, entre compañeros de elenco, staff de la obra y su mujer. La idea es festejar el estreno entre pastas y asado, con libre acceso a las ensaladas y una torta que hace alusión a Eva.

Pero la pregunta de la que todos esperan respuesta es una sola: ¿están embarazados? “Cuando sepamos... Vamos a ser los primeros en decirlo... Tranquilos, encantados”, contesta Vicuña. Son las dos y media de la mañana. Después de brindar, La China y Benjamín dejan de la mano el restó de Retiro. El domingo los encontrará del otro lado de la Cordillera, para una breve estadía que terminará antes del 13, cuando él vuelva a subir al escenario. Allá se alojará en la casona de campo que le dejó su madre, casada con el millonario turco Oussama Aboughazale, a 20 kilómetros de Santiago. Lo acompañará su mujer, claro. Además del bebé que viene en camino.

Por Ana van Gelderen. Fotos: Diego Soldini, Matías Campaya y Télam.

famosos
en esta nota:

famosos en esta nota:

Benjamín Vicuña

notasrelacionadas